Nombres de Bebes… ¿Porqué es importante que tu bebé no reciba un nombre que ya exista en la Familia?

 

Un nombre es un ícono singular que nos identifica de manera específica de las otras personas, esa característica peculiar, aunque no lo queramos  ayuda a definir nuestra personalidad y nuestro desenvolvimiento en la vida. Es cómo si decidieras que ponerte en un día, si te pones cómoda o elegante, sí te peinas o no, de una decisión depende el como se desenvolverá tu día, si te pones zapatillas de deporte quizá te apetezca practicar un deporte y si te vistes elegante quizá asistar a una fiesta importante… ¿Me voy explicando? Determinar como se llamará una persona será algo que lo acompañará toda la vida, es una decisión muy importante y  no debería  tomarse a la ligera.

Al pensar en todo aquello que me preocupaba como madre primeriza,  me es inevitable remontarme a esa época en la que creía que buscar un nombre se basaba solamente en que rimara con el apellido… ¡Cuánto hubiera dado por tener la mitad de conocimiento que tengo ahora! ¡La cantidad de cosas que me hubiera ahorrado! Pero bueno, también confió plenamente que todo tiene un poder Divino y lo creamos o no, el Universo tiene todo friamente calculado… ayudandonos a ver paso a paso, la perfeccioón en la “imperfección”.

Nacemos como seres únicos y especiales, no hay una sola persona en el mundo que sea identica en toda su escencia a nosotros, N-I-N-G-U-N-A, sin meterme de lleno en algo espiritual o místico,  esto es un echo que no se puede ignorar más hoy en día con la cantidad de información que abunda por doquier… así que ¿Porqué querer darle a tu bebé un nombre usado ya en el circulo familiar?

Los motivos son muchisimos, uno de los principales y el que encierra todo este tema es por tradición por querer honrar y demostrarle a la persona amada que la veneramos y es importante y que por ello nuestros hijos adoptan su nombre.

Se quiere conservar un nombre venerando a nuestros antecesores, pero hay muchas otras formas de rendir honor a nuestros seres amados, podemos hacerles un homenaje en vida, ofrecer una misa o ritual en agradecimiento a esa persona, entre otras muchas más posibilidades.

Comprendo que una tradición es algo muy arraigado, usamos el nombre de pila del abuelo porque es un nombre conocido, lo relacionamos cariñosamente como algo positivo, pero…

¿Será verdadaremente positivo?

En realidad no lo sabemos, lo que si sabemos es que podemos ayudar a timonear de una manera más armónica y amorosa  el  destino de nuestros hijos evitandoles cargas y energias innecesarias de nuestros ancestros.

Con métodos como la numerología o la bioneuroemoción podemos aprender mucho acerca de el verdadero significado del nombre y no solo la interpretación literal del mismo, ya que las características singulares y los gustos de una persona van más allá de su simple interpretación textual.

El nombre es uno de los primeros regalos que les hacemos a nuestros hijos, seamos conscientes y no tomemos a la ligera tan importante acontecimiento, recuerda que es como si fuera una tarjeta de presentación para toda la vida.

Y a ti… ¿Qué te inspiró para escoger el nombre de tus hijos? ¿Seguiste la tradición familiar o una corazonada que te pedía a gritos ese nombre específico?

 

A mi hijo el menor

 

Llegaste a complementar lo que no sabiamos que nos faltaba y si bien hacemos malabares y piruetas para dividirnos entre todos, papá y mamá no podrían imaginarse un hogar sin tu presencia.

Te ves decidido y contento no tienes esa necesidad de que te ayude en todo como la tuvieron tus hermanos cuando pequeños, tu aprendiste a esperar tu turno o a suplir tus necesidades tu mismo al instante si no te valía esperar,  a compartitr todo el tiempo a Mamá y a Papá, te sabes desenvolver con los amigos de tus hermanos aunque son mucho mayores que tú, rara vez te hace falta explicación alguna de como funcionan las cosas, pues todo lo observas y lo aprendes rápido.

Sabes hacer muchas cosas que no son  para tu edad, pero te gusta y lo disfrutas pues vas con el ritmo de tus hermanos mayores, en las noches disfrutas cuando me acurruco en tu cama y te doy las buenas noches, ¡Sientes tanta dicha cuando al fin me tienes solo para tí un momento!. Y en silencio sonries y eres muy feliz.

Tienes cierta ventaja a tus hermanos mayores pues cuando llegaste, a nosotros tus padres, nos encontraste cansados de mantener todo bajo control, por ende tienes más libertad de experimentar cosas nuevas y sabes desenvolverte en tu entorno a la perfección, disfrutas de rayar las paredes, y brincar en un charco lleno de lodo sin temor a que te límiten pues mamá y papá ya comprendimos al fin que despúes de eso, no pasa nada y seguimos aprendiendo de la vida junto a ustedes…

Juegas, saltas, eres libre y eres feliz pues las expectativas tan absurdas que teníamos al principio para tus hermanos se rindieron ante el tiempo y el amor justo en el instante en el que llegaste a nuestras vidas.

Hijito pequeño, el menor de mis hijos, no es necesario pedirte perdón por todas las veces que te deje esperando con ese pañal lleno mientras ayudaba a tus hermanos con las tareas de mate o corria al baño antes de que fuera demasiado tarde para tu hermana mayor, no conoces la respuesta inmediata, ni sabes lo que significa “Ser siempre el primero”.

¡Qué más da si todo es perfecto, si tienes mucho o tienes poco esas cosas superficiales no te importan pues sabes apreciar los buenos momentos de la vida!. ¡Eres un gran maestro!.

A ti mi hijo menor, gracias por enseñarme nuevamente que las reglas fueron para amoldarlas a nuestras necesidades, por adaptarte a mi vida trotante con la vida de tus hermanos, gracias porque no conociendo otra cosa fuiste feliz durmiendo la siesta en el coche, en el carrito del super o donde fuera que Mamá y Papá tuvieran que ir.

Gracias por enseñarnos que el amor no acaba en el primer hijo ni en el segundo y siempre hay más para dar, si se quiere y se puede, todo embona, todo se acopla, todo fluye, todo crece.

 

Como creció nuestra Familia infinitamente al tenerte en nuestras vidas, no tan sólo por el hecho de que eres un miembro más sino por todo lo que nos viniste a enseñar, eternamente Gracias.

 

 

El miedo en los niños y Arcángel Miguel

 

Ser un padre o madre consciente en mi punto de vista personal  incluye: respetar a tu hijo, escucharlo y tomar en cuenta lo que te dice y comprometerte con responsabilidad y amor a ayudarlo a lo largo de su camino. Y cuando digo respetar me refiero a ese acto de RESPETO que acepta que los miedos y deseos de tu hijo no son inventados o tonterías de un chiquillo, son cosas que le reclaman y le inquietan su alma.

El miedo es algo que todos los seres humanos vivimos, venimos a trabajar en contra de ello y a aprender a soltarlo para poder así vibrar en el amor, y no importa si eres ya un padre consciente o aún sigues siendo una madre dormida, el miedo es una sugerencia del ego para seguir autobloqueando nuestra ya bendecida y merecida vida.

En los niños el miedo se manifiesta de muchas formas, miedo a la oscuridad, a no dormir sólo, miedo a ir al baño, a que sus papás se vayan, entre otras cosas, te sugiero siempre actuar de forma prudente y creer y tomar en cuenta lo que tu hijo te dice pues lo creas o no ellos son mucho más sensibles y sabios que nosotros y  por ende puede que estén teniendo acceso a dimensiones que tu quizás ya olvidaste que conocías… con amor, y mucha paciencia podemos enseñarle al niño que el miedo se puede quitar con refuerzo y amor y para eso independientemente de la religión que profeces te puede ayudar Arcángel Miguel.

 

Los Ángeles son seres de luz que nos han acompañado a los humanos en nuestro andar por la tierra desde siempre, no tienen religión pero tampoco tienen ego y por su sabiduría divina y nuestro libre albeldrío están dispuestos a ayudarnos si así se los pedimos.

Si queremos niños seguros, con determinación y sin miedo, niños más conscientes y amorosos conectados con lo más profundo de su ser, debemos inculcarles a pedir a sus ángeles, pues ellos están dispuestos a guiarlos y a cuidarlos una vez que así lo decidamos.

Más tenemos que llamarlos porque estos seres de luz no actuan sino los invocamos.

En el libro “una vida con Ángeles” de Tania Karam, la autora nos comparte una nueva oración para antes de dormir dirigida especialmente a los niños, es aún más poderosa y esta más adaptada a esta nueva epoca del despertar que la oración ordinaria al Ángel de la guarda.

Arcángel Miguel siendo experto en salvarnos del peligro y del miedo es el aclamado en esta oración aunque tambien incluye a los ángeles de la guarda en sí.

La comparto con mucho amor contigo, no es simplemente para que te la aprendas de memoria y la repitas sino para que la sientas y la vibres con tu peque, ya verás como poco a poco tu niño comenzará a dormir más tranquilo por las noches y estará más satisfecho.

¡Haz la prueba! ¡No pierdes nada! Imprimela y manos a la obra.

 

Esta noche te pido poderoso Arcángel Miguel que te quedes en este cuarto haciéndome compañía, que quites mi miedo y que dejes a un ángel protector en cada esquina de mi cama.

Acepto que los ángeles me protejan mientras duermo. Arcángel Miguel te pido que cuides a mis papás, a mis hermanos,  (, aquí puedes agregar seres queridos o mascotas si quieres) la entrada de mi cuarto y de mi casa.

Asi sea, así ya es. (o simplemente Amén.)

 

 

 

 

No me pidas ser tu amiga

 

 

Hija mía, no voy a ser tu amiga, estaré siempre a tu lado en las buenas y en las malas, más aún en las malas porque es cuando más vas a necesitar de alguien y muy probablemente muchos  sean crueles contigo, se reirán de tus sentimientos o no te tomaran en serio, pero yo  me quedare a tu lado para hacerte compañía, para acariciarte y abrazarte como cuando eras recién nacida, tan frágil y vulnerable, una parte de mí que se desprendió de mi cuerpo pero se quedó anclada en mi corazón para siempre, sin importar tu conducta o tus preferencias, el amor de Mamá lo tendrás incondicionalmente todos los días de tu vida, hoy te lo digo y se lo reitero al Universo. 


Tendré que mostrarte el camino, que regañarte y guiarte, no siempre lo que pienso que es lo mejor será la mejor decisión para que sigas tu camino, pero mi intuición me dicta como guiarte, no hay mal que yo te pueda desear nunca, y créeme que si pudiera evitarte un malestar lo haría sin titubear, sin tener que pensarlo, haría todo por ti, más no me pidas ser tu amiga, porque no podré.


Seré tu guía, tu escolta, podrás acudir a mi cuando más lo necesites, y cuando quieras hacer por ti misma esa sopa Italiana que tanto te gusta, podrás llamarme y yo te guiaré y te develaré la receta de la familia, te contaré como actué yo en ciertas situaciones, lo que me resulto bien y  lo que no me resulto tan bien, te contaré mis fracasos, mis sueños, sabrás en su momento mis más grandes anhelos, más solamente tu decidirás como actuarás al final, seré tu consejera mas no seguirás mi vida, mis experiencias y mi ejemplo son sólo una pauta para que tú hagas de tu vida lo mejor que puedas, con tus experiencias, con tus medios, no con los pedazos de los míos… 


Estaré dispuesta a tomarme una copa de vino contigo, a reír viendo una película rómantica al estilo Hollywood, te contaré mis más preciados secretos, más no seré tu amiga, seré mucho más que eso, sere tu complice, tu luz, tu hombro para llorar y tu regazo para estar porque sí, porque no importa que tan grande seas, siempre podrás volver a Casa. 


No me pidas ser tu amiga, que amigas ya tienes suficientes, Madre…

Madre, sólo una.

Cumpleaños en Alemania.

El cumpleaños, un día que habíamos estado esperando hace semanas, los niños preguntando cada día cuanto tiempo falta y  al final el día llego y se esfumó en un dos por tres.

 

 Los preparativos, la lista de invitados, el lugar en donde iba a ser, la realización de las invitaciones todo es una odisea, aquí en Alemania los niños a partir de cierta edad (en mi experiencia más o menos a partir de los tres años) deciden a quien quieren invitar a su fiesta de cumpleaños, hay algunas familias que solo permiten el numero de invitados como el festejado esté celebrando en su día, es decir que si un niño cumple 4 años tiene derecho y puede invitar a otros cuatro niños y así consecutivamente… 

 

Sí ya es un trabajo festejar a esa personita especial en su día lo es aún más acá por este lado del mundo… en México estamos acostumbrados al servicio completo, salón, meseros, comida, show, piñata, pastel y demás pero  por estos rumbos todo eso (si es que acaso se cree necesario) se tiene que organizar aparte y por tí mismo, así es… encima del trabajo y de los quehaceres diarios la tenemos que hacer de “party planner”.

Hay algunas mamás que hasta el pastel y la piñata con el eslogan de la fiesta hacen, sin tomar en cuenta que cocinan para dicho día especial, consiguen las bebidas y los dulces, hacen la compra con todo lo necesario para el festejo, aspiran la casa por tan sólo resaltar las cosas más relevantes que se ejecutan para poder celebrar a nuestros pequeños retoños que están tan emocionados e ilusionados que ¿Cómo podemos como buenas madres latinas y mitoteras  decirles que no a semejante gusto? Eso de festejar en grande se lleva definitivamente en la sangre, ya lo he comprobado. 

Naturalmente nosotros celebramos a nuestros hijos de la forma latina, con muchos invitados y en modo fiesta, si se puede con inflables o payasos o con algún amigo o familiar disfrazado de algún personaje especial, más no obstante también hemos celebrado cumpleaños a la alemana, esos en los que 4 invitados acuden a la casa del festejado, se ponen a hacer manualidades o a buscar un tesoro, comen pastel y son los más felices del mundo, suena un poco aburrido pero en realidad también es bonito conocer esa parte, es una fiesta más intima y por ende se tiene más contacto con los invitados que en una fiesta con 20 niños… además a la alemana, los papás a partir de los tres años aproximadamente  tampoco son requeridos en las fiestas infantiles,  solamente tienen la función de choferes, van y dejan a sus hijos a la fiesta y  los recogen 3 o 4 horas después, eso está bien cuando tienes que hacer diligencias o simplemente quieres darte un respiro pero no cuando quieres convivir.

A mi lo que más me emociona de un cumpleaños es compartir con la gente que quiero, disfrutar a los abuelos, los primos y las amigas, platicar, ponernos al día, es por eso que es tan especial para mí seguir celebrando los cumpleaños de mis hijos, así ellos aprenden también parte de nuestra cultura y el amor por la familia.

Cuando uno está por estas tierras se da cuenta de el valor tan grande que tienen la familia y amigos,  no es que no se valore antes pero en verdad se siente cuando hay o no apoyo de parte de los tuyos, agradeces doblemente cualquier ayuda que venga de afuera y creas un vinculo muy grande con tus amistades, pues es lo más cercano que tienes a una familia estando tan lejos. 

Tus hijos llaman  “tía” a tus amigas y naturalmente todas ellas te ayudan en la planeación de la fiesta del año para tus pequeños, entre todas cooperan trayendo algún platillo o realizando alguna manualidad y se encargan de que ese día sea muy especial para el festejado y lo más bonito es que no importa que tan feo te haya quedado el pastel, o la piñata en los ojos de tu hijo siempre será el mejor pastel del mundo (hauptsache selbstgemacht – lo importante es que lo hiciste tú mismo) y te miran con ojos grandes y sonrientes, ese gran día está cargado de tantas emociones, sentimientos, lo vives al máximo y por ende se acaba demasiado rápido, tenías tanto tiempo planeando, cuando de repente te das cuenta que se han ido los últimos invitados…

¡Cómo me encantan los cumpleaños! Son motivo de agradecer, de bendecir, de sonreír y de disfrutar con los tuyos, Que mejor tributo en vida que permitirnos celebrar con nuestros peques, me encanta ser mamá latina y mitotera que hace todo por que sus hijos sean los más felices en su día.

Si vives en Alemania y te gustan los cumpleaños mitoteros no dudes en comentar.

Dejar de gritarles a mis hijos

 

 

Con el fin de acercarnos más a nuestros hijos y fomentar la convivencia en familia le preguntamos a mi hija mayor: ¿Qué es lo que haría si ella fuera mamá o papá?…

Ella muy sincera y (lo agradezco de verdad) entre otras cosas escribió…

“Si fuera mamá no gritaría tanto”…

me quedé helada… es verdad, estoy sobre saturada, la presión de las tareas cotidianas, las peleas entre los hermanos, las desveladas, las desmañanadas, las actividades extra curriculares de los niños y toda esa gama de actividades contribuye a lo que les cuento de hace tiempo… ¡Qué estoy exhausta!

No es un llamado mártir, no me quejó, no voy pregonando por ahí que tengo tres hijos y que es pesado… sin embargo y aunque no lo diga,  lo es… cuando la gente me pregunta que como le hago ni yo misma se de donde me salen las fuerzas cuando quisiera quedarme en mi cama una semana entera descansando y haciendo nada… es imposible, tengo familia, hijos que criar que están siguiendo mi ejemplo día a día, lo quiera o no eso es un hecho factible…

Si ya se soy una maniática apresurada, todo tiene que estar en orden, la casa perfecta, los niños muy aseados, las tareas excelentemente bien trabajadas, pero la realidad es que esas metas no son alcanzables, porque vuelvo a lo mismo… alcanzar todas esas metas (banales que no se porque traemos ese chip de toda la vida y es tan difícil de desprenderlo) indicarían que estamos traicionando la naturaleza de nuestros hijos, de poder experimentar y equivocarse, de poder ser libres y poder ser simplemente niños… ¿Ya lo habías pensado de esa manera?

La verdad es que ni todo el cansancio del mundo, ni la sobresaturación que se tenga justifican el gritar y mucho menos a los pequeños… si,  una grita porque explota, porque se desespera, porque despiertan al bebé cuando necesita descansar,  tenemos muchos motivos y si es de humanos volvernos locos, lo que no se vale es llevarnos a nuestros semejantes de encuentro…descargar nuestra ira y lastimar a los que amamos.

Algo que me ayuda muchas veces es lo que alguna vez les conté:  ese truco de regañar a los niños haciendo de cuenta que un  amigo tuyo te esta observando al regañar a sus hijos… funciona muy bien para no perder la cordura ni los estribos, nos equivocamos, gritamos, explotamos, pero curiosamente nos sabemos controlar a la presencia de desconocidos, o de personas con las que no tenemos mucha confianza…

Es amargo darse cuenta que uno se ha convertido en lo que nunca quiso ser, terminar el día decepcionados porque no podemos controlar nuestros impulsos, pero es importante saber que NO somos los únicos pasando por ese proceso.

Es por eso que decidí hace ya algunos meses DEJAR DE GRITARLES A MIS HIJOS, encontré historias parecidas a la mía, con mamás exhaustas, cansadas y sobretodo que querían evitar a toda costa seguir dañando a sus hijos emocionalmente, encontré muchas y descubrí que no estoy sola en esto… me sentí mejor, me sentí otra ves vulnerable pero más consciente que tengo que hacer algo para cambiarlo YA.

Ya llevo un año practicando este método descubierto por una mamá normal como tu y como yo… obviamente  he tenido que empezar una y otra vez, la Blogera Sheila McCraight, con su blog y su libro nos inspira a tratar de intentarlo no importa las veces que sean… el “Rinoceronte Naranja” es un reto ya muy famoso en estados unidos, tiene hasta una App para el móvil en dónde puedes ser amable contigo y volverlo a intentar las veces que sea necesario,  si en medio del camino pierdes los estribos (como me ha pasado más de una ves) es alentador saber que no estás solo en esto de la gritadera, que no eres anormal o mal padre por perder los estribos… simplemente eres humano… pero eso no significa para nada que las cosas se tengan que quedar así y que sea aceptable seguir gritando cada vez que nos volvamos locos.

Así que si tus hijos están en una edad rebelde y te cuesta controlarte, te invito a que leas el Blog del rinoceronte naranja, el libro o te bajes la App, ya verás que en menos de lo que pienses estarás explicando más y gritando menos a los tuyos… ¿Te atreves a formar parte del reto?

¡Por una crianza más consciente!

10 cosas que no sabías de el Cole en Alemania.

 

Foto: Pixabay

1. El dia de la Escolarización, que es básicamente el primer día de escuela es uno de los días más importantes en la vida de un niño Alemán.

2. La mayoría de los peques de 6-7 años forman grupos y se van solitos a su Colegio. ¡Sí! Tan pequeñitos les dejan esa responsabilidad, impensable en nuestros países o no?

3. Los Alumnos reciben una tarjeta para los medios de transporte sin costo para que así puedan viajar a la escuela sin costo alguno para ellos, esto si lo solicitan y si es que  viven más lejos de 3 kilometros de distancia de la escuela.

4. Los primeros 2 años no existen notas y si sí no tienen validez oficial.

5. Por lo regular los Alemanes entran a la escuela sin saber leer o escribir y aprenden en los primeros 6 meses.

6. La escuela en Alemania es Gratuita mas no laica, aunque en ella tienes la libertad de optar por educación cívica y educación religiosa ya sea católica o evangélica, Hay escuelas en barrios específicos en donde las religiones incluso se adaptan a las de los niños que viven en la zona.

7. En algunas escuelas utilizan los viajes de estudio para que los niños convivan y se conozcan mejor influyendo en la buena vibra del grupo, a este viaje solo asisten los alumnos y sus maestros.

8. La escuela primaria consiste solamente de 1.ero a 4to. Grado.

9. Existen las vacaciones de calificaciones,  cuando hay entrega de calificaciones el trabajo burocrático es tanto que hay dos días libres para los Alumnos con el fin de que los maestros puedan avanzar y corregir todo lo necesario con el tiempo y la supervisión adecuada.

10. En los colegios los mismos niños   escriben y publican  una o dos veces al año un periódico de los alumnos,  “Schüler Zeitung” en donde típicamente se publican los eventos de la escuela y entrevistas a los maestros entre otras cosas de interés  para los alumnos.

Ir de compras con tus hijos

 

No hay nada más valiente para una madre que querer ir de compras sola con sus tres hijos, yo por supuesto una mamá muuuuuuy valiente creí que sería la expepcion y creí estar preparada para tal aventura! y la verdad es que no…

Quise pasar por alto que los niños son pequeñas criaturas que tienen la habilidad de agobiarte y hacerte sentir exhausta en menos de 2 minutos, y que  por alguna extraña razón tienen la capacidad de chuparse todas tus energías en un dos por tres y más aún si te has propuesto una actividad en especial.

Pareciera que su única misión en ese momento es impedir que tú, como persona individual realices lo que sea que tengas que hacer y que creas importante para ti. 

Queremos ignorar que desde el momento en que nuestro primer hijo llega al mundo ya no somos una persona individual, nos convertimos en esclavas amorosas y de buen humor las 24 horas del día…al menos eso esperamos nosotras mismas y la sociedad en general, las mamás actuales tan perfectas como en las Pelis de la tele.

Retomando el tema, hace unas semanas me sentía la mamá mas valiente y mis hijos necesitaban cada cual  cosas diferentes y ya que las dos mayores estaban de vacaciones y su papá tenía que trabajar decidí lanzarme a la aventura yo sola, “total”, pensé; “son mis hijos ¿Qué cosa puede pasar?, vamos a ir por cosas que además ellos necesitan”

 

Con lo que no contaba era que mis dos hijos más pequeños  no estaban en sintonía con las cosas que quería realizar aquel día.  A la del medio se le olvidó su tan amado y fiel chupete, ese que necesita a cada minuto del día porque es sumamente necesario para ella,  sin contar que tenía apenas semana y media de haber dejado el pañal…bueeeeno, !Aquello fue la locura!

A partir de los primeros 5 minutos de camino en el coche comenzó el caos, tal vez era una señal que no vi para regresarme camino a mi cómoda casa a pasarlo bien con mis tres pequeños, en lugar de ello emprendí mi viaje, mi aventura… fue tan agotador debido a  que los niños tenían necesidades a todo momento, ir al baño, comer, dormir, cambio de pañales, aburrimiento, estaban cansados, tenían sed,  etc., ese día sólo compre una blusa en rebajas para mi hija mayor, mis hijos comieron (porque yo ni  tiempo tuve de tomarme un café tranquila) y de regreso a casa, a escuchar 25 minutos de llantos y gritos porque a la pequeña se le había olvidado su chupete y mamá no traía repuesto. ¡Pero que osadía la mía pensar que sobreviviría una tarde entera sin su chupón! ¡No cabe duda que muchas veces sigo siendo tan ingenua como siempre! 

 

¿Cómo fue que sobreviví ese día?  Fue mi día de suerte, mi Esposo salió de trabajar temprano (lo que nunca en la vida) a Él,  tan sólo le basto con ver mi cara agotada y me relevó enseguida atendiendo y distrayendo a los pequeños, sólo así pude coger aire y tomar una tranquila y merecida siesta.

Y sí, si es agotador salir con tus hijos sola algún lado, mas aún si es necesario, pero no es imposible, si a tí como a mí se te dificulta hacer actividades porque no tienes con quien dejar a tus hijos aquí te dejo:


 5 consejos que te ayudarán a que tus compras con tus peques sean más llevaderas.

  1. Prepara lo que necesitas un día antes si te es posible. (biberones, pañales, chupetes de repuesto en la pañalera, botes de agua para el camino, los niños siempre tienen sed) así no olvidarás nada.
  2. Si puedes hacer tus compras cómodamente por internet no dudes en hacerlo, pagar el franqueo no es nada si lo comparas con el estrés que te puedes evitar.
  3. si no hay otra opción y tienes que ir a la tienda personalmente, revisa igualmente en internet si a la tienda a la que vas tiene estacionamiento o no, o si queda cerca de la parada del metro o autobús todo esto evitara que te demores de más y que tus hijos no se aburran y comiencen a hacer travesuras o estar cansados a la hora de la compra.
  4. Date tiempo también para disfrutar, queda con ellos que si se portan bien al final de las compras pueden comer juntos un helado o disfrutar un momento en la sala de juegos.
  5. ¡Calma! tomate tu tiempo y no quieras hacer las cosas a horario estricto, recuerda que con los niños los imprevistos siempre son parte del día a día. Así que planea tiempo de sobra.

Espero te hayan servido estos consejos y se tan valiente como yo y manos a la obra! 

 

¡Qué Mamá preparada vale oro! 

Klassenfahrt- Viaje de Estudios

 

Algo muy típico en los colegios de Alemania es un viaje de estudios al inicio del año escolar.

Normalmente este tipo de viajes se organizan desde 3er. Grado de Primaria y es algo muy normal, inclusive hay Jardines de niños que organizan un viaje de estudios para despedir a los niños del kínder que comienzan en la escuela.

Estos viajes se hacen con el motivo principal de unir a los nuevos compañeros y a sus profesores, en ellos tanto alumnos como maestros tienen la oportunidad de conocerse, de convivir y de saber cual es la personalidad de cada cual.

Regularmente duran de 4 a 5 días.

En este viaje los niños experimentan el primer desapego real y duradero ya que asisten solos exclusiva y únicamente con sus maestros.

Los niños y las niñas cuando son un poco más mayores (8-10 años) se quedan es hostales especiales para este tipo de eventos, en donde de 3 a 5 niños a veces más, a veces menos duermen juntos en una  habitación, aprendiendo a turnarse para usar el baño, a tolerar el caos de algunos, y el orden de otros,  entre otras muchas cosas típicas que suceden cuando uno convive en este tipo de situaciones.

En definitiva es una actividad que vale la pena, pues amplia el criterio del niño además de brindarle seguridad en sí mismo y mucha diversión.

En estos viajes se organizan fogatas, paseos a diferentes ciudades, excursiones por la noche, clases de arte y de música, de natación entre otras actividades de recreo interesantes para los niños.

La mayoría de las veces el contacto con el exterior está prohibido,  a veces hasta el uso de dispositivos electrónicos, aunque eso depende de cada maestro a cargo de cada clase.

¿Cómo ves este lado de la cultura Alemana? A mí al principio me daba angustia y desconfianza dejar a mis hijos con maestros y alumnos desconocidos en un viaje de estudios, Hoy que ya tengo experiencia y que se como proceden me es algo de lo más normal.

¿Qué opinas al respecto? Sin duda alguna una experiencia única para los “pequeños Alumnos”.

 

El Kinder en Alemania

 

El ciclo escolar va arrancando y me da gusto ver por doquier fotos de los peques entrando a sus colegios y kindergarten, verlos posando con sus mochilas muy entusiasmados por la nueva etapa que comienzan.

No cabe duda que es muy sabio ese dicho de “a donde fueres has lo que vieres” y así como en latinoamerica es muy importante para los niños  desde pequeñitos aprender ingles y saber usar la computadora, en Alemania el  jugar libremente y divertirse aprendiendo están en primera linea.

Para empezar los germanos dedican hasta todo un mes de vacaciones de trabajo para realizar el “acoplamiento al kínder” de sus hijos, mucha gente “sacrifica” sus vacaciones para que su hijo pueda adaptarse de la manera menos traumática posible a su nueva etapa preescolar.

Pero ¿Cómo sucede?

Hay muchas formas, a continuación te comparto el método de aclimatación de los jardines de niños de la Cruz roja en el norte de Alemania.

En primera instancia se busca que el maestro educador establezca una relación solida y de confianza con el niño, para que este  pueda aprender en armonía y con confianza su integración en esta nueva etapa. Para su optimizacion  existe un plan de aclimatación que está dividido en tres fases.

  1. Primera Fase. Consta de 3 dias en los cuales el papá o la persona de confianza del niño está con el en la institución del kínder a todo momento.
  2. Segunda Fase. En el cuarto dia se intenta separar al niño de su persona de confianza si el niño reacciona de una manera positiva el padre de familia se puede alejar por un lapso corto de tiempo siempre y cuando este al alcance para calmar al niño por si el llora o se siente inseguro.
  3. Tercera Fase.  en esta última fase el niño aprende a despedirse de su cuidador principal, juega con otros niños por un pequeño lapso de tiempo sin que el papa o la mama estén presentes y Así hasta que el niño este completamente adaptado.

 

En Alemania los jardines de niños no compiten por quien tiene mas horas de computo o en cual tu hijo aprende más rápido a leer, aquí los niños de la edad preescolar llevan un plan muy ligero y si bien aprenden de la vida, los oficios, de ciencias naturales y ecología lo hacen siempre de una manera muy relajada y siempre con juegos que los incentiven a aprender del tema,  eso si tienen un plan muy estructurado pero en el los niños pueden ser libres ¿Lo imaginas?

No hay hora del “receso” como tal, por las mañanas los niños desayunan de acuerdo a como van llegando, y después pueden decidir que es lo que les apetece hacer, ya sea construir con legos, jugar a la tiendita o manejar un triciclo.

Es muy común que los niños coman en el kínder. Los horarios de salida varían desde las 13:00 a las 17:00 horas.

Por lo regular cada grupo dedica un día a la semana para hacer deporte o movimiento y otro para hacer la escuela de música, que no es nada más que clases de música en donde los niños aprenden rimas y rondas infantiles al compas de diferentes instrumentos.

¿Qué tal te pareció este post informativo? ¡Qué tu y tus hijos tengan un muy placentero inicio a clases!

 

 

Scroll To Top