Soy esa mamá

 

Soy esa mamá que se enoja porque sus hijos tiran el vaso de agua y luego se arrepiente.

Soy esa mamá que solo ve cualidades y no defectos, para mi todo es perfecto.

Soy esa mamá que cuida cada paso de sus hijos, que no los deja respirar.

Soy esa mamá que no sabe que cocinar al día siguiente, la que busca recetas para niños con muchas vitaminas y minerales.

Soy esa mamá  que se vuelve loca con los gritos de los niños en casa, que exigue y parafrasea con alto volumen y cierta desesperación que es momento de seguir las reglas, calmarse y no gritar.

Soy esa mamá que se preocupa de más, la  que se va a la cama hasta ver la cocina limpia, la ropa doblada y los juguetes de regreso a su lugar.

Soy esa mamá exigente y emocional que lucha entre el amor y los límites.

Soy esa mamá que se equivoca, que no se juzga,  que siente que crece con sus hijos.

Soy esa mamá hábil que es la mejor haciendo pompas de jabón, la que sabe hornear y a la que le gusta patinar.

Soy esa mamá que le encanta ir de spa una vez  por semana  con su hija, la que comparte con ella el gusto por la moda y la belleza.

Soy esa mamá que lucha contra todos para que su hijo crezca libre de estereotipos, esa mamá a la que miran mal porque mi pequeño se viste de rosa y le gustan las muñecas y los cochecitos para bebe.

Soy esa mamá que no castiga soy esa mamá que permite.

Soy esa mamá que tiene dudas, esa mamá que busca todo en internet.

Soy esa mamá que le compra a su hija su disfraz favorito de las Tortugas Ninja aunque esto sea visto con muchas etiquetas pues una niña “viste y calza como Princesa”.

Soy  esa mamá que se la pasa pensando en como acercarse más a sus hijos pero cuando vienen a interrumpir mis tareas diarias difícilmente puedo ponerles atención y dedicación pues me resulta muy difícil interrumpir mis tareas una y otra vez constantemente.

Soy esa mamá que se preocupa demasiado por el futuro, que piensa y analiza y olvida muchas veces dejarse llevar por el momento, por el aquí y  el ahora.

Soy esa mamá que disfruta jugar con sus niños.

Soy esa mamá que desconfía de todo el mundo, quisiera guardar a mis hijos en una burbuja para que nada malo les pasara nunca…

Soy esa mamá que grita, que siente, que vibra, que llora en cada musical de la escuela, que se siente orgullosa por una buena nota, por cada palabra nueva, por aquel salto grande por la vereda.

Soy esa mamá llena de miedos que va por el mundo buscando lo mejor para sus hijos

Yo soy esa mamá… soy una sola en muchas versiones de mí, me acepto y me libero de todo estereotipo esclavizante porque yo me merezco sentir, vibrar, equivocarme y llorar…

 

Simplemente como tú y como yo… esa mamá que hoy señalas podría ser tu hermana, tu prima o tu tía, tu mejor amiga, o tu novia… por eso deja de señalar y aprende a tener compasión.

TODAS SOMOS ESA MAMÁ.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Scroll To Top